Category Archives: NEWS

5 informaciones que hay que conocer sobre las estatinas

Las estatinas son ampliamente utilizadas para hacer bajar la tasa del colesterol malo, sobre todo cuando el riesgo de enfermedades cardiovasculares es elevado. Estos medicamentos suelen prescribirse de por vida y plantean muchas dudas en cuanto a su utilización, sus efectos secundarios, así como la eficacia de las diferentes moléculas que los componen.  

1. Entre los medicamentos más vendidos del mundo

Las estatinas forman parte de los medicamentos más prescritos y más vendidos del mundo. El número de pacientes que siguió este tratamiento en Francia y en el Reino Unido en 2013 se estimó en más de 5 millones, y en más de 36 millones en los Estados Unidos. A nivel mundial, casi mil millones de personas deberían (teóricamente) tomar este medicamento hipolipemiante, pero no existen cifras exactas del consumo.

2. Las estatinas disminuyen la tasa de colesterol (LDL) 

Las estatinas contribuyen de manera eficaz a disminuir la tasa del colesterol malo (LDL) en sangre. Muchos estudios han demostrado su papel preventivo contra las enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio y el ictus cerebral. La toma de estos medicamentos permite bajar el nivel de LDL en sangre, así como la tasa de triglicéridos. Se limita así la formación de ateroma (un sedimento que se instala en la pared interna de la arteria y la tapona). Han surgido varias polémicas alrededor de la utilización de las estatinas, pero un consenso mundial reconoce que son eficaces para disminuir el riesgo cardiovascular en los pacientes con riesgo.

3. Las estatinas no son medicamentos caros

Las estatinas ya han pasado a dominio público. Si bien es verdad que todavía existen algunas marcas protegidas por patente, muchos medicamentos de la familia de las estatinas (como el Lipitor®, a base de atorvastatina) son disponibles en genéricos y en general cuestan menos que otros medicamentos recientes para disminuir el colesterol malo o LDL.

4. Las estatinas pueden provocar efectos secundarios típicos

A las estatinas se les atribuye muchos efectos secundarios, especialmente trastornos musculares, como dolores, rampas, mialgias, o rara vez, una rabdomiólisis. Estos efectos secundarios se ven influenciados por determinados factores como el género, la edad y el estado de salud de los pacientes. En general, aparecen algunas semanas después de la toma de medicamentos.
Según un estudio publicado en julio de 2017 en la revista especializada Annals of Internal Medicine, aproximadamente el 20% de las personas que toman una estatina ha declarado sufrir algún efecto secundario, la mayoría, problemas musculares.
Según un artículo de la universidad de Berkeley en los Estados Unidos de octubre de 2018 (que se remite a la literatura científica), se estima que la prevalencia de los efectos secundarios a nivel muscular se sitúa entre el 7 y el 29% (según varios estudios). Esta gran variación se debe a la dificultad de describir dolores o síntomas musculares (suele ser bastante subjetivo).
Es importante saber que estas cifras se basan en grandes estudios de población, y no en ensayos clínicos controlados. Si se estudian los datos concluyentes de los ensayos clínicos controlados (los pacientes reciben al azar una estatina o un placebo), el riesgo de síntomas musculares como efecto secundario parece ser muy menor: el 5 % o menos, siempre según el artículo de la universidad de Berkeley.
Si una estatina provoca efectos secundarios de tipo muscular, el médico puede prescribir otra estatina antes de cambiar de clase de medicamentos (como el ezetimib).
Las estatinas también podrían aumentar levemente el riesgo de ictus cerebral hemorrágico y provocar trastornos cognitivos. Los resultados de un estudio finés también han demostrado que las estatinas aumentan la resistencia a la insulina y la secreción de insulina. Por lo tanto, los pacientes que siguen este tratamiento podrían ver aumentado su riesgo de sufrir diabetes de tipo 2.

5. ¿Por qué hablar de estatinas en plural?

Se han reagrupado diferentes moléculas en la clase de las estatinas, como la atorvastatina, la simvastatina, la pravastatina, la fluvastatina, la rosuvastatina y la lovastatina (la primera en comercializarse). Los efectos de estas estatinas son casi idénticas en la disminución de la tasa de colesterol y en la reducción del riesgo de accidentes cardiovasculares. Es responsabilidad del médico establecer la prescripción adaptada a cada paciente según el nivel de hipercolesterolemia, higiene de vida, perfil y necesidades.

14.01.2019. Para la redacción de Creasalud.com (supervisión científica por Xavier Gruffat, farmacéutico).
Crédito de foto: Fotolia.com. Crédito de infografía: Pharmanetis Sàrl (Creapharma.ch). Referencias y fuentes: Berkeley (University of California).

7 alimentos para mejorar la memoria

La memoria es un sistema bien organizado, pero su rendimiento puede disminuir muy rápido en ausencia de un buen mantenimiento. Además de los juegos, el aprendizaje y el sueño, la alimentación tiene un papel esencial para mejorar esta función fundamental del cerebro. Hacer trabajar la memoria también es un recurso para la prevención del Alzheimer. A continuación, se citan 7 alimentos para mejorar la memoria.  

1. Verduras de hojas verdes

La luteína contenida en las verduras con hojas verdes como las espinacas, el brócoli, las diferentes variedades de ensalada, la rúcula, la col rizada o las hojas de mostaza, contribuyen a prevenir el deterioro cognitivo y a aumentar la memoria. Para una mejor eficacia, el consumo debe ser en fresco. El contenido en vitamina K y en beta-caroteno de estas verduras con hojas oscuras es beneficioso para la salud, especialmente para el cerebro. Según un estudio realizado por la Universidad de Illinois, en los Estados Unidos, las personas que consumen más luteína (un beta-caroteno) tienen una mejor capacidad memorística, lo que se podría explicar por la acción antioxidante de este pigmento. Otros nutrientes importantes para la salud cerebral, y sobre todo para la memorización, que se encuentran en las verduras de hojas verdes son la filoquinona, el nitrato, el folato, el α-tocoferol y el kaempferol.
Otro estudio, publicado en la revista científica Neurology (DOI: 10.1212/WNL.0000000000004815) el 20 de diciembre de 2017, demostró que las personas que comen al menos una porción de verduras de hojas verdes (como una ensalada) al día presentan una tasa de deterioro cognitivo más baja en los exámenes de memoria que las personas que casi nunca comen estas verduras. Este estudio siguió a 960 personas que no sufrían demencia como Alzheimer, con una media de edad de 81 años, durante unos 5 años. Los resultados revelaron que los participantes que comían más verduras con hojas parecían 11 años más jóvenes, con respecto a aquellos que comían menos verduras. Los investigadores estiman que es mejor escoger verduras con las hojas de color verde oscuro porque cuanto más oscuras son las hojas, más nutrientes beneficiosos para la salud mental contienen.

2. Frutos rojos

Favorecer el consumo de bayas como frambuesas, fresas y arándanos, porque son golosinas naturales que optimizan el rendimiento cerebral. Estos frutos rojos son ricos en antocianos, pigmentos naturales que actúan en el cerebro. Su propiedad antioxidante y neuroprotectora favorece el rejuvenecimiento de las funciones cognitivas y estimula la memoria. Lo idóneo sería consumir de 2 a 3 porciones de frutos rojos a la semana.

La uva, en especial, ha sido objeto de un estudio realizado por la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Según esta investigación, esta fruta previene les pérdidas de memoria precoces y muestra un efecto protector contra el deterioro metabólico del cerebro en los enfermos de Alzheimer. Estas virtudes podrían ser atribuibles a los polifenoles contenidos en la uva, que tienen una propiedad antioxidante y antiinflamatoria. Estas moléculas orgánicas participan a una mejora de la circulación sanguínea y reducen el estrés oxidativo en el cerebro. Un estudio brasileño ha demostrado que beber 400 ml de zumo de uva diarios permite optimizar las funciones cognitivas.

3. Huevo

El huevo contiene luteína, pero también es un alimento rico en colina. Esta enzima produce acetilcolina, un neurotransmisor esencial para la memorización. Un aporte alimentario suficiente es necesario para obtener este aminoácido, ya que el organismo no tiene la facultad de sintetizarla. En las mujeres embarazadas, la colina contribuye notablemente en el desarrollo cerebral del feto puesto que mejora las conexiones neuronales. La colina se encuentra en gran cantidad en el germen de trigo.

4. Pescado

El omega-3 y el omega-6 son ácidos grasos importantes para el buen funcionamiento del cerebro. Los pescados grasos como las sardinas y los salmones son grandes proveedores de estos ácidos grasos. Además, son ricos en selenio, un mineral necesario para el cerebro en la producción de neurotransmisores. Estos nutrientes también pueden ser suministrados por la toma de complementos alimentarios.

5. Nueces

Las nueces ofrecen un concentrado de beneficios para el cerebro. Su gran contenido en grasas vegetales como el omega-3 favorece la fluidez de las membranas de las células neuronales. Según un estudio realizado por el Hospital Clínico de Barcelona, el consumo regular de nueces y de aceite de oliva aumenta el rendimiento del cerebro retardando el deterioro cognitivo. Para un máximo de efecto, lo idóneo es consumir 30 gramos de nueces (incluyendo almendras) al día, preferentemente la nuez del Brasil (que constituye una buena fuente de selenio).

6. Aceite de oliva

El aceite de oliva contiene ácido oleico y nutrientes antioxidantes que tienen el poder de retardar el deterioro cognitivo y de aumentar la memoria. También es beneficioso para el organismo, sobre todo para el cerebro ya que contribuye a proporcionar la grasa de calidad necesaria para el buen funcionamiento de las vainas de mielina, capas aislantes que recubren y protegen las neuronas. Para sacar provecho de estos beneficios, se aconseja consumir diariamente de 2 a 3 cucharadas soperas de aceite de oliva (preferentemente frío) en ensalada.

7. Café

Conocido por su efecto estimulante, el café esconde sorpresas dado que también ayuda a mejorar la memoria. La cafeína podría tener un efecto protector contra el deterioro cognitivo dinamizando la función cerebral. Una gran cantidad de estudios ya han demostrado que el consumo moderado de café ayuda a reducir el riesgo de Alzheimer, pero también protege del accidente cerebrovascular. Menos reconocidos que el café, el té negro y verde también aumentan la memorización gracias a su contenido en antioxidantes.

10 de abril 2018 (versión española). Para la redacción de Creasalud.com Créditos de fotos: Fotolia.com

10 razones para no beber más sodas (bebidas azucaradas)

10 razones para no beber más sodas (bebidas azucaradas)NEW YORKLas sodas son cada vez más criticadas. Un estudio reciente realizado por la famosa universidad americana Johns Hopkins demostró que el 4-metilimidazol (4-MEI), que se encuentra a menudo como colorante en las sodas, aumenta el riesgo de cáncer (una lata al día es suficiente para aumentar el riesgo de cáncer) .En 2013 Méjico votó una ley para poner más impuestos en estas bebidas azucaradas.
Además esta industria podría correr la misma suerte que la industria del tabaco (en todo caso a nivel de imagen) y no se sabe si las carísimas campañas de publicidad a nivel mundial bastarán para compensar los efectos nefastos para la salud, siendo éstos bien conocidos y bien reales para el consumidor. Desde un puno de vista económico, hay que fijarse que la gran mayoría de grupos que venden este tipo de bebidas están muy diversificados y algunos ya tienen el agua en su cartera (¿por anticiparse a una futura bajada de ventas?).
A continuación se mencionan 10 enfermedades o trastornos provocados casi totalmente o parcialmente por la toma regular de sodas. Especificamos que se trata de sodas que contienen azúcar, así que no se aplica al cien por cien de las sodas (como las light, por ejemplo).  Sin embargo, todas las sodas pueden conducir a graves problemas para la salud, como un riesgo de cáncer, úlceras, etc.

  1. Osteoporosis. Las sodas a base de cola contienen, a menudo, ácido fosfórico, una molécula que contribuye a aumentar la acidez de la sangre. Para combatir esta acidez el organismo utiliza calcio de los huesos, lo que conduce a la osteoporosis. Un estudio realizado en mujeres que beben únicamente 3 vasos de soda a base de cola por semana ha demostrado una pérdida ósea media del 4% a nivel de los huesos de la cadera.
  2. Diabetes de tipo 2 (y obesidad). Seguramente este es el riesgo más importante para la salud; se trata de una enfermedad que permanece a menudo en silencio durante años, es decir, sin que la persona se dé cuenta. Las complicaciones de la diabetes pueden ser muy graves, pudiendo llegar a una amputación e incluso a la muerte del paciente. Méjico (seguramente el consumidor más importante de soda en el mundo) cuenta con 500.000 muertes de diabetes los últimos 6 años, según las autoridades de salud, en gran parte a causa de un consumo masivo de sodas y otros alimentos calóricos.

Las sodas son muy ricas en azúcar, lo que aumenta la concentración de azúcar en sangre (hiperglicemia) y la resistencia a la insulina, y puede resultar en una diabetes de tipo 2. Hay que saber que un exceso de azúcar puede conducir a otras enfermedades  como la obesidad. Ésta última no es verdaderamente una enfermedad en sí misma, pero aumenta muy claramente el riesgo de sufrir diabetes, hipertensión, cáncer, etc…

  1. Enfermedades cardiovasculares. El nivel elevado de azúcar conduce a menudo a la obesidad, lo que representa un riesgo cardiovascular importante. Las personas obesas sufren a menudo de hipertensión. Si no se trata se puede llegar a un accidente vascular cerebral (AVC) o a un infarto de miocardio. Un estudio realizado en la Universidad de Harvard demostró que el consumo diario de soda aumenta el riesgo de infarto de miocardio en un 20%.
  2. Caries. Ciertos dentistas no dudan a calificar las sodas como tóxicos para los dientes. Es sobre todo la alta acidez de estas bebidas azucaradas (como las que son a base de cola) que afecta la estructura dental y puede provocar caries. También hay que destacar el riesgo elevado de gingivitis.
  3. Gastritis. Puede que sea la enfermedad menos evidente ya que algunos médicos a veces recomiendan una cola sin gas en caso de una ligera gastritis. Pero en general las sodas pueden ser nefastas para la mucosa intestinal y, sobre todo, la gástrica. De hecho, la fuerte acidez de estas bebidas es responsable de enfermedades como la acidez gástrica o la gastritis (inflamación). En algunos casos graves se observan úlceras de estómago.
  4. Insomnio y trastornos psíquicos. Es sobre todo el caso de adolescentes que beben sodas ricas en cafeína, sobre todo por la noche e incluso antes de acostarse. Algunos psiquiatras estiman que el aumento masivo de enfermedades psíquicas los últimos años en la población podría derivar de la cafeína. El cerebro no suporta dosis demasiado elevadas de cafeína, sobre todo en los jóvenes.
  5. Hipertensión. Se estima que la presencia de cafeína en ciertas sodas podría favorecer la hipertensión, aunque algunos estudios parecen ser contradictorios sobre la influencia de esta sustancia. Lo que sí es seguro es que las sodas favorecen de forma indirecta la hipertensión y conducen a menudo a la obesidad.
  6. Cáncer. Las bebidas con gas o sodas contienen varias sustancias utilizadas para dar color o sabor a la bebida. Estos aditivos químicos son a menudo tóxicos para las células del organismo, pudiendo facilitar la aparición de un cáncer. Un estudio escocés relacionado con el consumo de soda ha demostrado un aumento de riesgo de cáncer colorrectal. Otro estudio realizado en Suecia observó que consumir una soda al día aumenta en un 40% el riesgo de desarrollar una forma agresiva de cáncer de próstata en los hombres. En 2015 un estudio reciente realizado por la célebre universidad americana Johns Hopkins demostró que el 4-metilimidazol (4-MEI), que se encuentra a menudo como colorante en las sodas, aumenta el riesgo de cáncer (con sólo una lata al día se aumenta el riesgo de cáncer).
  7. Envejecimiento. Aunque no se trate de una enfermedad, el consumo regular de soda puede dañar el funcionamiento de ciertos órganos como el riñón y el sistema muscular. Un estudio demostró que un consumo frecuente de estas bebidas conduce al envejecimiento precoz de las células.
  8. Infertilidad. Las bebidas con gas son a menudo envasadas en envases de aluminio, los cuales están revestidos de una resina llamada bisfenol A (BPA). El bisfenol A ha sido asociado a problemas hormonales que conducen a la infertilidad, la obesidad y al desarrollo del cáncer. Hay que saber que no es una problemática que afecta a todos los países (en algunos países está prohibido su uso).

Conclusión: se desaconseja completamente el consumo de sodas. Sin embargo, se pueden consumir de vez en cuando; para gozar de una buena salud es muy importante no consumir sodas todos los días, pero se pueden tomar de forma ocasional (el fin de semana, en vacaciones, etc…).

Artículo actualizado el 7 de junio de 2015. Por Xavier Gruffat, farmacéutico. Con la ayuda de Matheus de Sá, farmacéutico que trabaja en la versión brasileña de Creasalud (Criasaude.com.br). Corrección del texto y supervisión final, Christine Gruffat. Fotos: © BANUS – Fotolia.com, Copyright Fotolia.com

Entrevista sobre la ronquera con dos especialistas del lenguaje

MielEntrevista sobre la ronquera con dos especialistas del lenguaje: Ana Elisa B. y N. Baptista (traducen nuestra página web en portugués criasaude.com.br, la versión Creasalud para Brasil)

Creasalud – De dónde viene la ronquera?

Ana Elisa B. y N. Baptista – La ronquera (disfonía) puede tener varias causas como el abuso de la voz (utilización prolongada, gritar), trastornos hormonales y a veces incluso un cáncer (leer causas ronquera). Cuando una persona sufre de ronquera su voz es más grave, a veces áspera y/o más débil, incluso en ciertos casos con imposibilidad de producir sonidos (afonía).

Qué causas de la ronquera se pueden prevenir fácilmente?

Las principales causas se pueden evitar: el tabaquismo, gritar, emplear la voz por razones profesionales (canto, enseñanza, política, predicación, etc.) sin prepararla bien, etc.

Algunas personas que sufren de ronquera después de haber estado en eventos tales como festivales, conciertos, encuentros deportivos, etc…Cuándo una persona debe, o no, consultar un especialista?

Si ocurre con frecuencia, es un signo que se abusa demasiado de la voz (se habla demasiado fuerte, se grita). En tal caso, será cuestión de tomar conciencia y de cuidar la voz.

Si la ronquera persiste más de una semana, se aconseja consultar un médico, de preferencia un ORL.

A menudo se piensa que algunos profesionales (educadores, cantantes, actores, etc.) que utilizan mucho su voz tienen un riesgo más elevado de ronquera, es verdad? Qué consejos de prevención se pueden dar?

Sí, es verdad. Estos profesionales tienen más riesgo de desarrollar problemas de voz, pero no utilizan la voz correctamente.

Los consejos que pueden dar para cuidar la voz son los siguientes:

– no “carraspear”, evitar toser (beber agua o tragar saliva)

– evitar el alcohol

– beber mucha agua y de forma regular

– hacer gargarismos de agua templada o a base de agua salada antes de acostarse

– mantenerse en posición correcta (adaptar buenas posturas) pero de forma distendida

– no usar ropa demasiado apretada, sobre todo a nivel del cuello y de la cintura

– « calentar » y « enfriar » la voz antes de un uso profesional o prolongado: habrá que entrenar la voz antes y después de hablar

– evitar hablar en un ambiente ruidoso

– evitar fumar;

– masticar los alimentos;

– evitar los alimentos a base de chocolate y derivados de lácteos (principalmente justo antes de la utilización de la voz);

– evitar gritar y hablar durante mucho tiempo;

– hacer atención a las variaciones de temperatura y a las bebidas muy frías;

Qué es la reeducación vocal?

La reeducación vocal consiste en proponer una concienciación del paciente sobre el buen uso de la voz y el cuidado que se le debe prestar. Es una tarea realizada principalmente por las personas que usan su voz como instrumento de trabajo.

© Syda Productions – Fotolia.com

9 alimentos para prevenir el cáncer

18-mai-2011-CLos casos de cáncer causados por la herencia son minoritarios, algunas fuentes hablan de un 10 a un 15%. La gran mayoría están relacionados con el estilo de vida o el ambiente. La alimentación juega un papel fundamental y puede prevenir el cáncer o favorecerlo. Creasalud cita 10 alimentos probados científicamente, o parcialmente, para prevenir el cáncer ; se recomienda incluirlos más en el consumo cuotidiano :

  1.  Brócoli. Según varios estudios, el brócoli es recomendado en el tratamiento preventivo del cáncer por su contenido en antioxidantes que actúan contra el desarrollo de radicales libres cancerígenos. Gracias sobre todo al sulforafano, el brócoli protege contra el cáncer. Existen pruebas que demuestran que el hecho de comer brócoli de forma regular reduce el riesgo de cáncer de ovario, de pulmón, de riñón, de vejiga y de próstata.

Dos moléculas antioxidantes, la luteína y la zeaxantina, conservan mejor sus acciones después de una cocción corta.

También es interesante comer brócoli para adelgazar, ya que la obesidad es un factor de riesgo para el cáncer. Este vegetal es poco energético, solo hay 34 kcal en 100 g de parte comestible.

  1.  Manzanilla. La infusión de manzanilla tendría un efecto contra el cáncer. Esta planta contiene una molécula, la apigenina, que podría impedir el avance de las células cancerosas según un estudio publicado en mayo de 2013. En un trabajo realizado con ratones, los investigadores observaron que la apigenina podría reducir la vida útil de las células cancerosas en caso de cáncer de pecho, ya que bloquea la difusión tumoral. Además, esta sustancia aumenta la sensibilidad a los tratamientos anticancerosos. La apigenina, a veces llamada apigenol, pertenece a las flavonas, una subclase de flavonoides.

Se aconseja tomar una taza de infusión de manzanilla todas las noches. Además de su probable efecto antitumoral, esta infusión ayuda a dormir bien y a tratar algunos trastornos digestivos.

Leer también: infusión de manzanilla

  1.  Manzana. Este fruto es excelente para la salud, como dice el adagio “una manzana al día aleja a los médicos”. Además de tener un efecto preventivo sobre el sistema cardiovascular (infarto cerebral, por ej.), como lo demostró un estudio británico en diciembre de 2013, la manzana puede tener un efecto preventivo sobre el cáncer. Se trata sobre todo de la pectina, una fibra alimentaria insoluble que se encuentra en la manzana y que aporta propiedades en la lucha contra el cáncer.

Su efecto es especialmente eficaz en la prevención del cáncer colorrectal. Las fibras favorecen el tránsito intestinal y tienen un efecto regulador.

La manzana también es rica en quercetina, un flavonoide con un efecto antioxidante que permite luchar contra las células tumorales.

La quercetina se encuentra en otros frutos como la fresa, la mora o la frambuesa.

Es muy recomendable comer una manzana al día.

  1.  Café. El consumo de café tiene un efecto preventivo sobre ciertos cánceres, como el cáncer de hígado, de colon (reduciría el riesgo en un 25%) y del cuello del útero. Un estudio japonés publicado en 2008 demostró que las mujeres que beben mucho café podrían tener menos riesgo de desarrollar un cáncer del cuello del útero. Parece ser que las mujeres que beben más de tres tazas de café al día tienen un 60% menos de posibilidades de desarrollar un cáncer del cuello del útero que aquellas que beben menos de dos tazas por semana. “El café puede comportar un descenso del índice de insulina, lo que puede disminuir los riesgos de desarrollar un cáncer del cuello del útero”, según este estudio.

No obstante, según un estudio americano publicado en mayo de 2012, los investigadores observaron un ligero incremento del riesgo de cáncer en los hombres gran consumidores de café.

Se aconseja consumir de 1 a 3 cafés al día, sobre todo en hombres. En mujeres, más de 3 tazas de café son posibles, ya que permiten prevenir el cáncer del cuello del útero.

  1.  Té verde. Se trata de otra bebida con propiedades en parte similares a las del café. El té verde permite prevenir el cáncer de próstata, como lo demostró un estudio japonés publicado a finales de 2007. De hecho, consumir de 5 a 6 tazas de té verde al día reduciría a la mitad el riesgo de desarrollar este cáncer.
  2.  Ajo. El ajo contiene alicina, una molécula con efectos antioxidantes que tienen un efecto preventivo sobre el cáncer. Según un estudio chino, consumir ajo todos los días disminuye en un 44% el riesgo de cáncer de pulmón. En los fumadores, este riesgo se reduciría en un 30%. El estudio se hizo con 6 000 personas y se realizó por el Centro de Control y Prevención de la Provincia de Jiangsu, en China. El ajo también tendría efectos preventivos sobre otras formas de cáncer como el cáncer de colon y de estómago.

Desde un punto de vista de salud, se aconseja comer un diente de ajo todos los días, a ser posible crudo (por ej. en ensalada) o, si se cocina, no sobrepasar una temperatura de cocción de más de 60°C, para evitar una pérdida de sus propiedades. Si el ajo se consume crudo, se recomienda cortarlo muy fino y esperar de 5 a 10 minutos antes de consumirlo, ya que en este tiempo se observa una liberación máxima de alicina.

  1.  Tomate. Consumir una cantidad importante de tomate fresco o cocido tendría un efecto preventivo sobre el cáncer de próstata. El licopeno que encontramos en el tomate se asocia a la disminución de riesgo de cáncer. El tomate también permite reducir el riesgo de ictus, como lo ha demostrado un estudio publicado en 2012.

Consumir tomates de una forma regular no es difícil, los podemos añadir en una ensalada o en una salsa.

  1.  Cacao. El cacao que se encuentra en el chocolate negro contiene muchos flavonoides. El chocolate negro contiene especialmente catequinas, unos antioxidantes fuertes, antialérgicos y anti-inflamatorios. Existen estudios que han demostrado que el consumo regular de chocolate negro disminuye la aparición de ciertas enfermedades cardíacas y podría tener un efecto preventivo sobre el cáncer.

Se aconseja consumir algunas chocolatinas de chocolate negro todos los días, por ejemplo con un café (ver punto 4.).

  1.  Uva (también el jugo y el vino tinto). La uva también contiene muchos flavonoides, sobretodo el resveratrol, polifenol que también encontramos en el vino tinto y en el jugo de uva. Se le atribuyen muchas propiedades como la prevención del envejecimiento celular, la diabetes o el cáncer.

Se aconseja tomar un jugo de uva (200 ml) todos los días; un vaso de vino tinto también puede tener un efecto preventivo sobre el cáncer. No obstante, cuidado con el abuso de alcohol, un factor cancerígeno.

Existen otras medidas que permiten prevenir de manera muy eficaz el cáncer como dejar de fumar, una exposición al sol razonable con el uso de crema solar, una práctica regular de ejercicio o controles de detección regulares de ciertos cánceres (ej. cáncer de pecho, cáncer colorrectal). Pedir consejo a vuestro médico y hacer un chequeo de forma regular.

19 de febrero 2014, por Xavier Gruffat, Farmacéutico